Skip to main content

Todo lo que necesitas saber sobre el uso de Equipo de Protección Individual para garantizar la seguridad en el trabajo.

La seguridad laboral es un aspecto fundamental en cualquier entorno de trabajo y el Equipo de Protección Individual es una herramienta imprescindible para garantizar la protección y seguridad de los trabajadores.

Si eres un profesional del sector de la construcción, implicado en obras o empresario en general, ciertamente eres consciente de la importancia de la seguridad de los trabajadores para la eficiencia de la empresa y de la necesidad de estar al día para garantizar un entorno de trabajo saludable y seguro.

En este artículo, lo guiaremos a través de todo lo que necesita saber sobre el uso de Equipo de Protección Individual, desde las diferentes categorías de los EPI de seguridad disponibles, hasta cómo elegirlos, usarlos y mantenerlos, y encontrará muchos consejos prácticos para garantizar la seguridad en el lugar de trabajo.

¿Qué es el Equipo de Protección Individual? 

El Equipo de Protección Individual, también llamado EPI de seguridad, sirve para garantizar la seguridad de los trabajadores en el lugar de trabajo. Hoy en España, la regulación que hace referencia a los EPI de seguridad en obras de construcción se encuentra en la Ley de PRL 31/1995, en el Real Decreto 773/1997, y en el Real Decreto 1627/1997.

Los EPI son de diversa índole y se pueden clasificar según su finalidad, como ropa de protección, cascos, guantes, calzado de seguridad, gafas de protección, entre otros.

El Equipo de Protección Individual (EPI de seguridad) se usa en diversos ámbitos laborales donde existan riesgos para la salud y seguridad de los trabajadores, estos equipos de protección, por ejemplo, se utilizan en la industria química, alimentaria, minera, eléctrica, sanitaria y otras, de forma adecuada según la actividad que se esté realizando.

Categorías de EPI de seguridad

La clasificación de EPI de seguridad (Equipo de Protección Individual) según la normativa europea se divide en tres categorías:

  • Categoría I: Equipos de protección de diseño simple para riesgos mínimos, como guantes, lentes de seguridad básicos y tapones para los oídos.
  • Categoría II: Equipos de protección para riesgos intermedios, como calzado de seguridad, mascarillas, cascos, y chalecos de alta visibilidad.
  • Categoría III: Equipos de protección contra riesgos graves e irreversibles, que amenazan la vida o la salud de las personas, como trajes de protección química, arneses de seguridad, guantes resistentes a cortes y quemaduras, y gafas de soldador de alta protección.
Categoría Nivel de riesgoEjemplo
PrimeraBajoGuantes, lentes básicas y tapones.
SegundaIntermedioMascarilla, cascos y chalecos de alta visibilidad.
TerceraAltoTrajes de protección química, guantes resistentes a cortes o quemaduras.

¿Cuáles son los riesgos laborales y como prevenirlos? 

Según la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, las tipologías de riesgos laborales en la obra de construcción pueden clasificarse en las siguientes categorías:

  1. Riesgos físicos: son aquellos riesgos relacionados con las condiciones ambientales en las que se desarrolla el trabajo, como el ruido, la temperatura, la radiación, la iluminación, entre otros.
  2. Riesgos químicos: son los riesgos derivados del contacto con sustancias químicas peligrosas, como gases tóxicos, contaminantes atmosféricos, vapores, líquidos, entre otros.
  3. Riesgos biológicos: son aquellos riesgos relacionados con la exposición a microorganismos, virus, bacterias y otros agentes biológicos.
  4. Riesgos psicosociales: son los riesgos derivados de las condiciones emocionales y laborales que afectan a los trabajadores, como el estrés, la ansiedad, el acoso laboral, entre otros.
  5. Riesgos ergonómicos: son los riesgos derivados del diseño inadecuado de los puestos de trabajo, la mala iluminación, la falta de ventilación, entre otros.
  6. Riesgos mecánicos: son aquellos riesgos relacionados con la manipulación de maquinaria y equipos, el uso de herramientas manuales y la exposición a elementos cortantes, punzantes y otros objetos peligrosos.
  7. Riesgos eléctricos: son los riesgos derivados de la exposición a corriente eléctrica, como las descargas eléctricas y las quemaduras.

La protección de la salud y seguridad de los trabajadores se convierte, por tanto, en un objetivo prioritario para cualquier profesional o empresario y por ello es fundamental conocer la gama de dispositivos disponibles para cualquier eventualidad.

En los siguientes párrafos, le proporcionaremos toda la información que necesita para elegir y utilizar correctamente los EPI de seguridad, para minimizar los riesgos laborales y garantizar un entorno de trabajo seguro y saludable.

Para saber más sobre la prevención de riesgos laborales puedes leer nuestro artículo clicando aquí.

¿Quién es el responsable para elegir el Equipo de Protección Individual adecuado? 

El responsable para elegir equipo de protección individual adecuado en una obra de construcción es el responsable de la coordinación de seguridad y salud en obra (CSS) de la obra o el técnico de prevención de riesgos laborales de la empresa constructora.

El responsable de la coordinación de seguridad y salud en obra evaluará la elección de las herramientas más adecuadas para cada trabajador de acuerdo con la clasificación asignada.

El coordinador de seguridad y salud interviene en las obras a solicitud del promotor, para gestionar las actividades conjuntas de las empresas en el ámbito de seguridad, desde la fase de proyecto, la construcción y también de mantenimiento de la obra.

Define medidas preventivas a fin de evitar accidentes, analiza los riesgos asociados a actividades conjuntas y controla su implementación. Con la coordinación de seguridad y salud en obra, el promotor comprende e integra la prevención de riesgos laborales desde la etapa del diseño.

Para saber más sobre el responsable de coordinación de seguridad y salud en obra puedes leer nuestro artículo clicando aquí.

Homologación EPI de seguridad

El marcado CEEn general, la elección de los EPI de seguridad debe considerar la calidad, la comodidad, la funcionalidad y la idoneidad para el trabajo, así como, obviamente, el cumplimiento de la normativa vigente; además, es imprescindible que el empresario evalúe exhaustivamente los riesgos intrínsecos de las actividades a desarrollar y del entorno circundante.

En general, el Equipo de Protección Individual debe respetar Normativa Europea (89/686/CEE), Real Decreto 1407/1992 y la Normativa de certificación (marcado CE) y calidad (ISO 9001 e ISO 14001). Las normativas establecen los procedimientos de certificación y homologación de los EPI, así como los criterios para la evaluación y control de su calidad.

Equipo de Protección Individual en obra de construcción 

Los equipos de protección individual (EPI) para la obra de construcción incluyen:

Cascos de seguridadpara proteger la cabeza de golpes, caídas y objetos que puedan caer sobre el trabajador.
. Guantes de trabajopara proteger las manos de cortes, contusiones, abrasiones y quemaduras.
Gafas y pantallas de protección para los ojospara protegerlos de los desechos, polvo, humo y salpicaduras de sustancias químicas.
Calzado de seguridadpara proteger los pies de los impactos, los objetos punzantes y los productos químicos.
Chalecos reflectantes de alta visibilidadpara aumentar la visibilidad del trabajador en condiciones de poca luz y reducir el riesgo de ser atropellado por vehículos.
Mascarillaspara proteger al trabajador de la inhalación de polvo y vapores que puedan ser perjudiciales para la salud.
Arnés de seguridad y línea de vidapara la protección contra caídas de alturas.
Ropa de protección (ej. chaqueta, overol)para proteger al cuerpo de sustancias dañinas y peligrosas para la piel.